martes, 2 de agosto de 2011

DÍA 1 DESPUES DE LA DESPEDIDA

Buenas tardes desde Nueva York, aquí son las 19:53... la 1:53 en España. Hoy me ha entrado ganas de escribir como ha sido mi día tras despedir ayer al 99% de mis compañeros, a modo de desahogo.
Bueno, tras una noche en la que he estado acompañado por Rubén, que se iba hoy, en la que me he despertado como unas tres o cuatro veces (no recuerdo exactamente el número) y además de haber tenido un sueño, que no recuerdo muy bien pero en el que aparecían varias personas de las que me despedí ayer, me he despertado a las 8. Creo que es la primera vez que me despierto antes que el despertador, que sonaría a las 8:15.
Los buenos días a Rubén y a la ducha. Después tocaba vestirse, pasar por el pasillo de los que ya no estaban ("nostalgia"), bajar al "hall" para hacer la cuenta del Wifi, subir de nuevo y despedirse de Rubén con tristeza, quien se quedaba preparando los últimos retoques para su vuelta.
Bajo con Claudia y de nuevo nostalgia al pisar la calle y ver que no me esperaba nadie... Dirección al metro... pensando en la gente y hablando sobre un café, que compramos en el puesto en el que supuestamente Sheila dijo que estaban mejor. Nos dimos cuenta de que el "truco mágico" era un kilo de azúcar dentro del café... xD Bajamos al Subway y de nuevo nostalgia... allí pasamos gran parte de nuestro tiempo viendo las "mascotas" corretear.
Subimos al metro dirección Pen Station, como todos los lunes, y, tras salir del metro, rumbo a la escuela. Una vez allí, designación de clase nueva y... a la planta 5, nº 514. Un profesor con trazas femeninas nos da la bienvenida ^^ La clase fue bien, dando mucho uso a los libros de Sergio (muchas gracias, por cierto). Se me pasó volando... tanto la clase como el break, por lo que pronto llegó la 1 p.m. Hacen el test a Claudia de nuevo y... ¡level 5! De buen humor nos dirigimos de nuevo a la "Resi" y allí nos encontramos con Ana y su amiga en el Skype.... además de Álvaro, quien nos saludó jaja Me dirijo a mi habitación para dejar los libros y allí me encuentro con una carta de Rubén.... mientras la leo, de nuevo tocaba llorar. Vuelvo con Claudia y Marta y nos vamos a comer. Fuimos a comer al buffet que hay al lado del One pizza, one dolar ^^ Después volvimos a la "Resi" y allí cada uno preparó lo suyo... Ana su maleta y Claudia y yo la colada. Me despido de Ana con un gran abrazo y después a la lavandería.


 Tras una larga conversación con Claudia y una vez "limpia" y "seca" nuestra ropa, nos dirigimos a la "Resi"mientras decidimos que hacer esta tarde. Decidimos ir, tras dejar la ropa en la habitación, al Central Park a leer un rato y despejar la mente.
Preparo la toalla para no mancharme, el libro, el ordenador (por si había Wifi) y la cámara para "quitar" alguna foto (como decía Sheila). Bueno, tras el paseo hasta algun lugar y una vez situados, intento conectarme a Internet (no puedo). Escucho por los auricurales "Imagine" de John Lennon, en el ordenador, hasta que se queda sin batería y cambio a "Careless Whisper" de George Michael en el móvil. Grata lectura del libro "Mazapán amargo" de mi profesor Santiago Sastre y un amigo suyo, ambientado en el Toledo actual y en el que se narra las aventuras de un policía encargado de desmantelar la trama de un crimen que se produce en la ya nombrada ciudad.
Llegan las 7 y, tras despertarse Claudia (que se quedó dormida), de vuelta a la "Resi" tan lujosa que tenemos, y me conecto a Internet. Una vieja me pide que no me conecte a Internet porque le quitaría la conexión a su Blackberry y tenía que hacer una llamada importante. Yo pensé en principio que necesitaba en mi ordenador y le decía que se lo prestaba. Bueno decido no conectarme hasta que hiciera la llamada y la gilipollas (porque no tiene otro nombre) le dice a la encargada en la recepción que yo estaba loco porque me había conectado a Internet y le había quitado toda la conexión, y todo esto después de haber hecho la llamada correctamente antes. Se va la muy gilipollas y la de la recepción me dice que no me preocupe, que no tenía la culpa. Me conecto a mirar el "Tonti", el correo y El País on-line. Decido escribir esto y... aquí estoy, ha pasado casi una hora desde que empecé, son las 20:44, las 2:44 en España, y me voy.
Un día lleno de tristeza y de recuerdos, de nostalgia y sentimientos que afloran cuando a alguien le falta algo que echa de menos. Tres semanas en Nueva York me parecen poco, sí. Pero he descubierto que en tres semanas se puede querer, se puede amar, se puede reir, se puede llorar... y, en fin, se puede hacer que las personas que te acompañan formen parte de ti y que al separarse doliera tanto como la uña y de la carne (no recuerdo quien lo dijo). En fin, me quedan dos semanas de nostalgia, intentaré seguir escribiendo esto todos los días (pues tengo tiempo de sobra), e intentaré que mi estancia aquí sea lo más alegre posible.... aunque siempre formareis parte de mi corazón (y lo digo con el alma).
De regalo dejo el video del sábado en mi habitación.

video

Os echo mucho de menos chicos y me da pena ver que de algunas de vuestras habitaciones salen personas nuevas que no sois vosotros. ¡Planear la quedada ya! ^^
Son las 21:21 aquí, las 3: 21 en España, y ahora se acaba de subir el video, así que Bye!

1 comentario:

  1. Jesús, es impresionante como a través de las palabras has conseguido emocionarme. Te voy a echar de menos :) Te sigo.

    ResponderEliminar